El silencio

Guardar silencio puede ser una muestra de sabiduría y prudencia,
pero también un signo de temor y complicidad.


Cuando callas, también hablas de ti mismo.


Cuando callas un secreto, conozco tu fidelidad de amigo.


Cuando callas tu propio dolor, conozco tu fortaleza.


Cuando callas ante el dolor ajeno, conozco tu impotencia y tu respeto

.
Cuando callas ante la injusticia, conozco tu miedo y tu complicidad.


Cuando callas ante lo imposible, conozco tu madurez y dominio.


Cuando callas ante la estupidez ajena, conozco tu sabiduría.


Cuando callas ante los fuertes y poderosos, conozco tu temor y cobardía.


Cuando callas ante lo que ignoras, conozco tu prudencia.


Cuando callas tus propios meritos, conozco tu humildad y grandeza.

El Silencio es el tiempo donde el sabio medita.

Siembra para ser tú mismo...


                                                                   GEORGE ELIOT


Fotografia de mi propiedad realizada en exposición Fundació Perramón de Ventalló

El silencio, es parte importante en los procesos de escucha. A veces un silencio, dice más que cien palabras. Debemos saber escuchar y dar tiempo a la persona que tenemos enfrente, no es necesario atosigarla con preguntas constantes, el silencio, la calma y la reflexión son buenas herramientas para acompañar a toda persona.

Saludos, tu Coach Personal
Montserrat

1 comentario:

Montse dijo...

Bonito escrito. El silencio es necesario en la escucha activa y quién lo aplica sabe respetar al otro, su tiempo y su espacio. Hace falta seguir el ejemplo de las personas maduras y sabias que saben escuchar en silencio...estoy en ello.

En els moments de crisis, només la imaginació és mès important que el coneixement.
Albert Einstein