Una película para recomendar

Acabo de ver la película de  King Vidor  que lleva por título el Manantial. En ella , aparte de una historia de amor profunda, se puede visionar  la historia de un arquitecto que lucha por su individualidad y defiende su creatividad hasta extremos hoy día impensables. Puedo destacar de ella valores, como actitud, constancia, individualidad, creatividad, creer en él y en sus pensamientos e ideas sin dejarse atraer por el poder del dinero o el capricho de los inversores. Esta película rodada en 1949, podría haber sido rodada en nuestros días , en las que el poder del dinero, de las burbujas inmobiliarias, los fraudes, las imputaciones y los sobornos, son una triste realidad. Falta gente con valores, con humildad, con sencillez, con creatividad y con la energía suficiente para defender sus valores individuales frente a esa colectividad, que pretende hacernos cambiar a base de engaños.
Actitud, valor, identidad, individualidad. *. 
Al final de la película, y pese a que lo juzgan por haber destruído un proyecto por el cual no percibio ningún ingreso y cuya unica condición era que debería construírse tal y como el habia proyectado, este arquitecto se defiende ante el tribunal con un discurso impecable, en el que señala que no pueden robarnos lo que pensamos y lo que es nuestro, la mente y que tampoco pueden doblegarnos por intereses contrapuestos a nuestro sueño o ideal. A resultas de ello, el tribunal, lo declara inocente y la historia de amor que en un momento quedo interrumpida, renace con todo su esplendor. Los medios de comunicación , la prensa, también son un elemento que juega en contra de nuestro protagonista, aunque al final, la verdad, la sencillez, la actitud, la individual, renace entre ellos ( el poder que dicen) para destruirlo. Una extraordinaria película, que os recomiendo encarecidamente. 

Como conclusión  deciros que :
Debemos potenciar nuestra creatividad, nuestro talento, nuestras creencias, sin doblegarnos a intereses mezquinos ,así como debemos dejar atrás este inmovilismo que nos mantiene estáticos frente a todas las adversidades que estamos viendo y sufriendo en nuestras carnes. Es hora ya, que dejemos atrás estas limitaciones impuestas y dejemos suelta nuestra fantasía y creatividad. Es nuestro momento, aquí y ahora,. y debemos vivirlo en toda su intesidad.

Saludos
Tu Coach 
Montserrat

* Fotografia de mi propiedad. 




1 comentario:

MAngels Farreny dijo...

100x100 d'acord, ja ho saps oi??? jeje

En els moments de crisis, només la imaginació és mès important que el coneixement.
Albert Einstein